¿Quiénes somos?

Diseñar un Logo no es tarea exclusiva de un diseñador: el cliente juega un rol protagónico en su desarrollo. En este sitio hablaremos específicamente del diseño de Logos corporativos, las imágenes que representan a una compañía y que transmiten un mensaje empresarial. No obstante, no será éste un sitio más de consejos para diseñadores, descarga de recursos de diseño, recopilación de explicaciones paso a paso para diseñar un Logo corporativo, sino que es un tutorial, una guía práctica, destinada al cliente de diseño. ¿Por qué explicarle a un cliente como se debe hacer un trabajo? ¿No es para evitarse esto que contrata a un experto? La respuesta es que el cliente tiene y debe tener una participación activa en el proceso de diseño. Contratar un diseñador para que cree el Logo corporativo de su empresa no es lo mismo que contratar a un pintor para que la pinte. Si usted contrata un pintor para que pinte de color pastel las paredes internas de su compañía, no tendrá usted ningún interés en conocer cómo debe mezclarse la pintura, de qué manera aplicarla y, seguramente, tampoco se ponga a pintar a la par del trabajador contratado. Pero el caso del diseño es diferente. Usted deberá trabajar a la par del diseñador si quiere que su Logo corporativo salga como usted está esperando.

El diseñador gráfico que se encargará de su Logo trabaja transformando ideas en objetos gráficos, conceptos en entidades materiales, la idea de “seriedad” en un Logo que transmita seriedad. ¿Quién es el encargado de facilitarle estas ideas? ¿La creación de estas ideas-base es un atributo del diseñador? La creación de las ideas es responsabilidad absoluta del cliente. Si un cliente no presenta ideas, el diseñador no puede trabajar. En otras palabras, el diseñador se ocupa del cómo y el cliente de qué. Pero la participación del cliente no termina aquí.

Luego de otorgarle las ideas básicas al diseñador, y de hacerlo con la mayor claridad posible, llegará el momento de elegir, descartar, aceptar, modificar, proponer… El diseñador le traerá una o dos opciones de diseño de su Logo (éstas serán bocetos y no presentaciones finales). Al verlas, usted deberá elegir cuál le gusta más y si está completamente de acuerdo con la propuesta del diseñador o si prefiere hacer alguna modificación. En este punto se hacen las modificaciones más gruesas, las conceptuales. Es decir, se modifica la propuesta del diseñador para lograr que el objeto gráfico creado transmita esencialmente el mensaje deseado. Cuando se logre el objeto gráfico que esencialmente transmita este mensaje, se pasarán a trabajar los detalles.

Recién cuando la esencia de su Logo es la que usted buscaba es el momento de trabajar el tema de las proporciones, los colores y la tipografía. Estos tres puntos son muy comunes de trabajar con el cliente. Esto sucede porque son cosas en las que los clientes se sienten más fuertes y confiados. Es decir, difícilmente un cliente se meta mucho en la diagramación del isotipo (ya veremos de qué hablamos, pero vayamos diciendo que es la parte icónica de un Logo, la pipa de Nike, por ejemplo) pero seguramente quiera un color y no otro o un tipo de letra y no otra. Esta participación especial no se da sólo porque se trate de elementos gráficos comunes para el cliente sino porque son fáciles de definir y de explicar qué se desea con ellos.

El tema de la explicación es de infinito interés en el trabajo de diseño, y más aún en un sitio que busca orientar al cliente de diseño. La transmisión clara de lo que el cliente desea asegura un buen resultado mientras que una transmisión de información incorrecta o incompleta deriva en un resultado desafortunado. Esto sucede porque estamos tratando con una persona que tiene que entender lo que nosotros estamos pensando. Sabido es que las capacidades psíquicas de los diseñadores no son algo de lo que puedan hacer gala y es por eso que se requiere una claridad y un esfuerzo por ser preciso a la hora de conversar con el experto que ha contratado para diseñar su Logo. Si usted logra expresar sus IDEAS de forma tal que el diseñador las entienda con claridad, él podrá sin problemas trasformarlas en objetos gráficos. Ahora bien, mientras sus ideas sean sólo SUYAS y el diseñador sólo tenga una ligera sospecha de lo que usted busca, el trabajo se hará lento y tortuoso. Por eso, la claridad en la transmisión de información es un punto crucial en un correcto trabajo de diseño.

Este es el bosquejo de lo que es este sitio, es una introducción y una invitación. Sabemos que puede resultar un poco molesto leer todo un sitio de corrido y que seguramente usted esté tentado a leer sólo las secciones de su interés. Si eso es lo que quiere, adelante, hágalo; pero permítanos una ligera objeción y una firme recomendación: es mejor que usted lea todas las secciones de corrido ya que se ha buscado mantener un hilo conductor entre ellas y se da por sentada una acumulación progresiva de conocimiento. No obstante, perfectamente al tanto de que los hábitos de lectura en la Red son mucho más caprichosos que los de la sala de su casa con un libro en la mano hemos redactado cada sección para que también logre una autonomía del conjunto y pueda ser apreciada por sí misma.

Le damos las gracias por elegirnos para ayudarlo en esta apasionante tarea. Esperamos serle de la mayor ayuda posible y logra convocar su interés. Con una calurosa bienvenida lo invitamos a recorrer juntos este sitio de diseño de Logo pensado por nosotros para usted.